China trae brisa de esperanza para gris perspectiva de la economía mundial

Actualizado 2010-01-30 14:22:04 | Spanish. News. Cn

DAVOS, Suiza, 29 ene (Xinhua) -- Davos, el centro turístico de esquí suizo y sede de la reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM), ha sido testigo de la confianza china en su desarrollo económico y su contribución a la recuperación económica del mundo.

Un año atrás, el primer ministro chino, Wen Jiabao, marcó su "viaje de confianza" a Europa con un discurso en el foro.

"El duro invierno pasará y se aproxima la primavera", manifestó Wen en aquel entonces cuando la economía mundial caía en su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial.

Un año más tarde, el viceprimer ministro chino, Li Keqiang, el representante de máximo nivel de China para la versión de este año, trajo el mismo mensaje de confianza a Davos.

"Aunque estamos en invierno, aquí sentimos la primavera de la próxima recuperación económica", dijo Li ante más de 2.500 participantes del foro el jueves pasado.

La confianza de China es justificada con su efectiva respuesta a la crisis financiera internacional durante el año pasado.

En una entrevista exclusiva con el diario Financial Times en febrero pasado, Wen dijo que China planeaba mantener un crecimiento anual de aproximadamente un 8 por ciento en 2009 a pesar de la crisis financiera.

Lionel Barber, editor del diario británico, creyó aparentemente que la meta sólo se podría alcanzar "por arte de mágica", pero China logró convertirla en realidad.

"El PIB (producto interno bruto) creció un 8,7 por ciento en 2009", gracias a la apropiada gestión de la crisis por parte del gobierno, citó Li a las últimas estadísticas.

El destacable crecimiento se logró cuando la economía del mundo en general se desplomó un 0,8 por ciento el año pasado, la primera contracción desde la Segunda Guerra Mundial, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La confianza de China es una convicción firme en que el país podría continuar manteniendo un estable y relativamente rápido crecimiento este año y a largo plazo.

A pesar de la crisis financiera internacional, la tendencia fundamental y positiva a largo plazo del desarrollo económico chino se mantiene sin cambio, anotó Li, quien señaló que la fundación de la recuperación económica se ha consolidado.

El FMI estimó que la economía china crecería un 10 por ciento en 2010 y un 9,7 por ciento el año próximo, volviendo al nivel previo a la crisis, y continuaría empujando la economía mundial.

En respuesta a la crisis, China aprovechó la oportunidad para poner su economía en un camino sostenible.

La demanda interna, un aspecto débil por largo tiempo en la economía de China, desempeñó un papel clave en el apoyo al crecimiento económico en 2009, mostrando un fuerte impulso de crecimiento apoyado por el consumo interno en vez de una dependencia en las exportaciones.

Su plan de estímulos económicos de unos 586.000 millones de dólares fue diseñado para mejorar el bienestar del pueblo, a fin de promover el consumo doméstico y ayudar a la restructuración de la economía hacia un modelo caracterizado por el ahorro de energía y medioambientalmente amigable.

La confianza de China se basa en un claro entendimiento de sus propias condiciones.

A pesar de su destacable crecimiento económico durante los últimos años, China sigue siendo un país en desarrollo con una población de 1.300 millones de personas. Con su ingreso per cápita nacional detrás de más de 100 países, tiene mucho trabajo por hacer en el desarrollo económico y un largo camino por recorrer en su proceso de modernización.

En la era posterior a la crisis, la economía de China enfrenta muchos desafíos y problemas profundamente arraigados y acumulados durante años, los cuales se mantienen sin resolver, mientras que la situación económica mundial se mantiene precaria.

Sin embargo, la confianza de China ha enviado una señal positiva a la economía del mundo.

China y otras economías emergentes han hecho grandes contribuciones al crecimiento económico mundial en los últimos años. Como indican cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas de China, alrededor de un 20 por ciento del crecimiento económico mundial fue atribuido a China en 2007.

Según datos de la ONU, el crecimiento económico chino representó la mitad del crecimiento económico mundial en 2009. Cuando los países desarrollados caen en un crecimiento negativo, China trae confianza y esperanza a la recuperación económica global con un estable y rápido crecimiento de su economía.

Imprimir Enviar Rss
Compartir: Google Yahoo Facebook Twitter