Venezuela y Rusia amplían relaciones con 31 convenios

Actualizado 2010-04-03 15:29:49 | Spanish. News. Cn

CARACAS, 2 abr (Xinhua) -- Con 31 convenios suscritos, Venezuela y Rusia iniciaron este viernes un intento por ampliar sus relaciones bilaterales a otros campos más allá de los intercambios en las tradicionales áreas militar y de energía, que caracterizan sus negociaciones desde el año 2001.

"Hemos tenido una larga jornada y no hemos parado. Más allá de los 31 convenios de alta importancia. Este viaje de Vladimir (Putin, primer ministro de Rusia) da un nuevo impulso a las relaciones", comentó el presidente venezolano, Hugo Chávez, a través de la estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Putin inició este viernes a las 6:20 de la mañana hora local (1050 GMT) con su llegada al aeropuerto internacional Simón Bolívar, ubicado en el estado Vargas, a unos 50 kilómetros al norte de Caracas, una visita de cerca de 14 horas a la nación sudamericana.

De los 31 documentos suscritos, entre acuerdos y memorandos de intención, resalta la concreción de "Petromiranda", entre la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y las rusas Rosneff y Lukoil, para la explotación de 450.000 barriles diarios en la Faja Petrolífera del Orinoco.

En tal sentido, el primer ministro Putin adelantó la cancelación de una cuota inicial de 600 millones de dólares por el bono de mil millones de dólares que cancelarán las petroleras de Rusia a Pdvsa por la participación en el bloque Junín 6 del principal reservorio de crudo pesado del mundo.

Otro convenio energético es la disposición de ampliar la cooperación rusa en el gran campo petrolero venezolano para participar en tres bloques más como el Ayacucho 2, el Ayacucho 3 y el Junín 3 de la franja petrolífera, ubicados al sureste de la capital venezolana.

La presencia del Consorcio Nacional Petrolero ruso (Rosneft, Gazprom, Lukoil, Surgutneftegaz y TNK-BP) en cuatro bloques de la Faja Petrolífera representa el futuro incremento de la capacidad de refinación venezolana.

Ante las grandes reservas de crudo pesado de Venezuela, que corresponden al 80 por ciento de los depósitos de crudo venezolanos (unos 500.000 millones de barriles según estudios de Estados Unidos), el Gobierno local busca asociarse con otros países para refinar sus enormes reservas.

En sus inicios, el encuentro celebrado en el Palacio Miraflores, sede de la presidencia venezolana y que buscaba ampliar las relaciones bilaterales más allá de los sectores militar y de energía, abarcó también la firma de un convenio que permitirá la instalación de una planta termoeléctrica de coque, para la generación de unos 500 megavatios (MW).

Este tratado es de gran importancia para Venezuela, en vista de la emergencia eléctrica que afecta a la nación petrolera desde febrero del año en curso ante el posible colapso del embalse de agua que permite la generación del 73 por ciento de la energía nacional.

En cuanto al tema de la energía atómica, tema que estudian ambos gobiernos desde 2008, Chávez comentó la disposición de Venezuela a iniciar un proyecto conjunto.

"Estamos dispuestos a comenzar a elaborar el primer proyecto para una central de energía nuclear, obviamente con fines pacíficos", comentó Chávez al final del encuentro que abarcó una reunión privada con Putin y un almuerzo de negocios.

En otros sectores, Rusia y Venezuela acordaron la creación de una conexión aérea en La Habana (Cuba), con el objetivo de establecer viajes directos desde Caracas hacia Moscú, la capital rusa.

Venezuela importará también unos 2.250 vehículos familiares de la marca rusa Lada, acuerdo que abarca la instalación en el futuro de una planta de ensamblaje en Venezuela.

"Anótese, compadre (amigo) para que tenga su Lada", expresó Chávez sobre el vehículo que se expenderá a la población local a un costo de 45.000 bolívares (unos 10.500 dólares USA).

"Los resultados de estos encuentros se reflejarán en todos los pueblos, los cuales se beneficiarán de manera directa en el desarrollo", dijo el primer ministro ruso a manera de conclusión luego de una sesión de trabajo de seis horas.

Durante una corta intervención, Putin regaló a su colega Chávez la copia de una carta de un precursor independentista latinoamericano, el venezolano Francisco de Miranda, a la emperatriz Catalina II de Rusia.

Por su parte, el líder bolivariano concedió a Putin la Orden Libertador Simón Bolívar en su Primera Clase, máximo galardón venezolano, y obsequió una réplica de la espada de Bolívar, independentista sudamericano.

Poco antes, el primer ministro Putin fue declarado "huésped ilustre de Caracas" y recibió de manera simbólica las llaves de la capital venezolana.

Putin concluyó su primera visita oficial a Venezuela con una reunión trilateral con Chávez y el presidente de Bolivia, Evo Morales.

La nación andina negoció la otorgación de un crédito militar para equipar a sus fuerzas armadas, para la lucha contra el narcotráfico en el país altiplano.

Imprimir Enviar Rss
Compartir: Google Yahoo Facebook Twitter