ENTREVISTA: Cruzada contra el Hambre en México depende fundamentalmente de su crecimiento económico

Actualizado 2013-01-23 14:49:07 | Spanish. News. Cn

MEXICO, 22 ene (Xinhua) -- La Cruzada contra el Hambre anunciada en México depende esencialmente de su crecimiento económico, aseguró hoy el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey (ITESM), Campus Estado de México, doctor José Luis de la Cruz.

En entrevista con Xinhua, el académico agregó que también es fundamental, el desarrollo del país y la distribución de la riqueza y ésta no se da a través del gasto público sino a través del empleo y de un empleo bien remunerado.

La víspera, el presidente Enrique Peña Nieto anunció en uno de los estados con mayores índices de pobreza, un programa que tiene el objetivo de acabar con el hambre que padecen 7,4 millones de mexicanos en 400 municipios de los estados de Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Veracruz, estado de México y Puebla.

El programa contra el hambre fue uno de los temas de varias columnas en los diarios de la capital mexicana y así como quienes alabaron, otros fueron escépticos y hubo quien encontró que era lo indicado, pero que requería de más elementos para dar un juicio más certero.

La columnista Maricarmen Cortés, del diario "Excelsior", coincidió con el economista De la Cruz, al señalar que para combatir la pobreza y disminuir la desigualdad social, se requiere necesariamente crecer por lo menos a un ritmo de 5 por ciento anual en forma sostenida.

Al menos, para 2013 y 2014, los pronósticos de crecimiento de economistas públicos y privados consultados mensualmente por el central Banco de México, apuntan que la cifra irá de 3,5 a 4,3 por ciento.

El profesor del ITESM señaló que también es necesario que converjan los 70 programas sociales ya existentes para unificarlos y que se ubican a distinto nivel de gobierno, y hoy, están desintegrados.

"Es un desafío agrupar esos programas y no terminen estórbandose o duplicando funciones y que en un momento dado no tengan una orientación política donde seguramente, hay programas locales, que sí tienen ese fin", comentó.

En los ejes de la Cruzada están desnutrición y hambre. "Es relevante el punto porque el problema de hambre considera muchos elementos, entre ellos, el nivel de ingresos para poder satisfacer sus necesidades de alimentos", señaló.

Los programas existentes han mostrado incapacidad para resolver la pobreza y el hambre, cuya magnitud los rebasa.

"Por ello es necesario incorporarlos a otros programas de desarrollo económico, de generación de empleos y mejores salarios, para que la distribución de la riqueza vía el empleo, terminen por solucionar este problema, porque si no, no habrá presupuesto público que realmente alcance para resolver esta situación", dijo.

El economista indicó que en forma paralela debe atenderse la precarización del empleo, de bajos ingresos y escasas prestaciones, difícilmente habrá éxito.

"Sí ayudará a que la gente más marginada podrá tener el sustento de su familia pero a largo plazo, al final de cuentas, si no se logra esta calidad de empleos y en cantidades suficientes, difícilmente el programa por sí solo resolverá la situación", apuntó.

El más reciente estudio de la Coneval (Comisión Nacional de Evaluación de las Políticas Sociales ), que mide la pobreza del país, reveló una cifra de 52 millones de pobres, por lo que la tarea es enorme.

De la Cruz señaló que el sector agrícola debe ser incluido de manera adecuada en la Cruzada para atender las limitantes de producción y otros factores que impiden al país producir sus propios alimentos, "evidentemente será poco probable que se pueda atender la necesidad de abatir el hambre".

Acerca de si 6 años serán suficientes para dar cabalidad a la Cruzada, dijo que en corto plazo sí, en un escenario optimista.

"El problema es que si no está vinculado con otras medidas que generen empleo, riqueza, que fomenten la creación de pequeñas y medianas empresas y financiamiento para las mismas es claro, que no será suficiente el programa", destacó.

En ese sentido señaló los anteriores programas: Solidaridad, Progresa y Oportunidades.

El economista dijo que el reto es largo, "porque hoy se atenderán sólo 7,4 millones pero hay un universo de 28 millones de personas con problemas de hambre, de acuerdo a las mediciones de la Coneval de la gente que tiene problemas alimentarios", dijo.

La Cruzada contra el hambre, dijo, atacará a un poco más de un cuarto de esta población que tiene problemas de alimentación, pero todavía falta tomar el total de la pobreza que es casi 8 veces mayor.

México, la segunda economía de América Latina, reconocía hace 16 años, la existencia de 46 millones de pobres. Hoy tres lustros después, hay 52 millones y los multimillonarios presupuestos destinados al desarrollo social, sin mayores resultados.

El programa Oportunidades, destinado al combate a la pobreza gozará de un presupuesto en 2013 de 66 mil 132 millones de pesos (unos 5.126 millones de dólares).

Artículos Relacionados
- ESPECIAL: Arqueólogos localizan milenarios petrograbados en México
- Presentan en México retrospectiva de cineasta francés Pierre Etaix
- Impulsarán las reformas que México requiere, afirma líder del PAN
- Declaran alerta en norte de México por casos de influenza en Estados Unidos
- Presidente de México anuncia programa contra contingencias hidráulicas
Imprimir Enviar Rss
Compartir: Google Yahoo Facebook Twitter
 
010020070760000000000000011100001321224131